sangrado-durante-el-embarazo-cuando-hay-que-preocuparse-ifer-mallorca-instituto-de-fertilidad

SANGRADO DURANTE EL EMBARAZO ¿CUÁNDO HAY QUE PREOCUPARSE?

En este post vamos a hablar sobre el sangrado que se produce en las diferentes etapas del embarazo.

Primero de todo conocer la diferencia entre sangrado y manchado; cuando hablamos de manchado nos referimos a la presencia de sangre color rosado, rojo o marrón  en escasa cantidad (en muchas ocasiones ocurre al ir al baño al limpiarnos vemos el manchado en el papel; se trata de escasa cantidad de sangre, sin ser suficiente para manchar la ropa interior) y en la mayoría de ocasiones ocurre de forma discontínua.

A diferencia de ello, hablamos de sangrado cuando hay mayor cantidad de sangre, de color rojo, en cantidad similar o superior a una menstruación y llegando a manchar la ropa interior. Suele ser un sangrado más duradero en el tiempo.

Hasta un 10% de las mujeres embarazadas experimentan sangrado vaginal durante algún momento del embarazo; no siempre que se presente este síntoma es signo de mal pronóstico o de problemas; manchar durante el embarazo es bastante frecuente.

Generalmente un sangrado en pequeña cantidad y autolimitado no es motivo de preocupación, es considerado normal. Sin embargo, si éste es abundante y se asocia con dolor o se prolonga en el tiempo puede ser indicativo de alguna complicación del embarazo y es recomendable acudir al ginecólogo.

Las causas del sangrado vaginal durante el embarazo pueden ser diferente según el momento del embarazo en el que ocurran.

 

Sangrado durante el primer trimestre

Durante el primer trimestre es más habitual que haya un ligero sangrado. Se estima que entre un 20-25 % de las mujeres embarazadas presentan manchado/sangrado durante sus primeras 12 semanas de embarazo.

El origen del sangrado durante el 1r trim puede ser por varios motivos:

 

  • Sangrado de implantación: se trata de un sangrado escaso y leve al principio del embarazo, en las primera semanas cuando el embrión se fija a la pared del útero para dar comienzo al desarrollo embrionario. Se puede presentar como un sangrado marrón o de color rosado o rojo. A veces se confunde con la menstruación (aunque generalmente se trata de sangrado en menor cantidad) y puede ir asociado a molestias tipo regla.
  • Embarazo ectópico: este tipo de gestación se produce cuando el embrión se implanta en un lugar diferente del útero materno, como por ejemplo en las trompas de Falopio o en los ovarios. El sangrado suele ser escaso y generalmente se acompaña de dolor abdominal punzante muy intenso. Se trata de una situación grave y es conveniente acudir al medico lo antes posible si se sospecha.
  • Aborto espontáneo: supone la pérdida del embarazo. Los abortos espontáneos son comunes y ocurren en hasta el 20% de las mujeres.  Las semanas más frecuentes en las que ocurre son entre las 7 y 8 semanas. En este caso el sangrado varía en cantidad pero se acompaña de dolores en la parte baja del abdomen tipo contracciones o pinchazos fuertes o dolor en la zona lumbar baja.
  • Hematomas intrauterinos: se trata de un acúmulo de sangre de forma localizada entre el corion y las capas superficiales del endometrio. Si se localizan cerca del cuello del útero con frecuencia producen sangrado vaginal. Si se tratan de pequeños hematomas no suelen suponer un problema importante para el embarazo; sin embargo, cuando se trata de grandes hematomes suponen un verdadero peligro para la gestación, y es importante hacer reposo y no hacer esfuerzos ni coger pesos para intentar que se autolimiten y se reabsorban.

 

Sangrado durante el segundo trimestre

 

  • Cambios en el cuello uterino: a lo largo del embarazo y por acción hormonal y vascular, el cuello uterino o cérvix sufre una serie de cambios que lo hace más sensible y con mayor facilidad para el sangrado , esto suele ocurrir tras relaciones sexuales o en el caso de actividad o ejercicio severo o contínuo. También es frecuente debido a la acción hormonal la aparición/formación de pólipos cervicales que también pueden sangrar en cantidad variada. No presenta gravedad ninguna para el embarazo.
  • Placenta previa: cuando la placenta se localiza en la parte baja del útero, ocluyendo total o parcialmente el cuello del útero; se detecta en la ecografía que se realiza en la semana 20-22 de embarazo. Se produce en la mayoría de ocasiones un sangrado en grandes cantidades, de color rojo intenso. Es una situación grave que en la mayoría de ocasiones se suele resolver de manera espontánea ya que conforme va aumentando el tamaño uterino la placenta se va alejando del cérvix y así se resuelve la situación.

 

Sangrado durante el tercer trimestre

 

  • Parto prematuro: contracciones seriadas y continuas acaban provocando modificacions cervicales y como consecuencia desembocan el parto. El sangrado que se presenta suele ser escaso, a veces es de color rosado y asociado en la mayoría de ocasiones a mucosidad. Esta situación antes de las semana 37 supone un parto prematuro aunque si se produce a partir de las semana 34 no precisará medicación para frenarlo. Si ocurre antes de la semana 34 se intenta frenar el trabajo de parto con medicación y reposo.
  • Placenta previa: en el caso que a lo largo del segundo trimestre la placenta no se aleje lo suficiente del cérvix. En estre trimestre en el que las contracciones son frecuntes, el sangrado puede ser más habitual y en mayor cantidad. Puede suponer una grave situación y hay que acudir de inmediato al ginecólogo.
  • Desprendimiento prematuro de placenta: es una situación de urgencia. Se produce un sangrado muy abundante acompañado de un dolor abdominal muy intenso. El útero de contrae de forma permanente y dolorosa. Hay que acudir cuanto antes al hospital.

 

Es importante prestar atención a las características del sangrado: cantidad, color, frecuencia (autolimitado o continuo), asociado o no a otros síntomas (dolor abdominal, dolor lumbar). Si los síntomas son leves o se autolimitan en poco tiempo, por lo general no se tratará de nada grave; en cambio, si el sangrado es sangre roja e intensa, en cantidad abundante y no se autolimita en poco tiempo es importante que acudas a un médico especialista para que valore la gestación independientemente del trimestre de gestación en el que te encuentres.

 

Espero haber resulto algunas dudas sobre los sangrado que pueden ocurrir a lo largo de la gestación. Para más dudas o consultas os esperamos todo el equipo en el Instituto de Fertilidad reservando vuestra primera visita médica gratuita.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buscar

+