HÁBITOS QUE PODRÍAN ESTAR DAÑANDO TU FERTILIDAD MASCULINA

¿INFLUYE LA EDAD Y EL ESTILO DE VIDA EN LA INFERTILIDAD MASCULINA?

 

A diferencia de las mujeres, los hombres no experimentan un cambio repentino en su fertilidad a medida que envejecen, sino que los cambios son más graduales. El envejecimiento masculino se acompaña de progresivos cambios en prácticamente todo el eje hormonal, incluyendo el reproductivo; se trata de un proceso gradual y con grandes variaciones individuales.

De todos modos, parece ser que no se ha encontrado una relación entre la edad del varón y la concentración, movilidad y morfología en los parámetros seminales. Los síntomas que pueden expresar la disminución de la acción de la testosterona en varones de más de 50 años son: disminución de libido, disminución de masa muscular e incremento de la grasa visceral, ansiedad, irritabilidad, depresión.

 

TABACO

 

Los diferentes compuestos del tabaco tales como el cadmio, benzopireno y la nicotina comprometen la fertilidad por su efecto en distintos órganos. Además, el tabaquismo se asocia a un significativo incremento del riesgo de una serie de problemas de salud en la descendencia. Son más frecuentes las malformaciones congénitas, obesidad e hipertensión en la vida adulta.

A nivel molecular los compuestos del humo del tabaco determinan el estrés oxidativo del semen lo cual puede provocar una reducción en el recuento y movilidad del semen.

 

FUMAR OPIÁCEOS

 

El principal metabólico de la marihuana tiene efectos en el sistema nervioso central y periférico. En el varón su consumo se asocia a alteraciones hormonales y empeoramiento en la génesis de espermatozoides y su capacidad para fecundar y dar lugar a embriones.

 

ALIMENTACIÓN

 

Son múltiples los mecanismos por los cuales la obesidad puede afectar la fertilidad masculina, algunos de ellos por acción directa sobre el tesetículo, otros por efectos hormonales. La obesidad se asocia a alteraciones metabólicas, apnea nocturna, predisposición para la diabetes, disfunción eréctil…

 

CONSUMO DE ALCOHOL

 

Se ha relacionado el consumo excesivo de alcohol con alteraciones en la calidad del semen debido a una alteración en la producción de testosterona y en la maduración de los espermatozoides. En casos de alcoholismo crónico es más frecuente la atrofia testicular, la ausencia de espermatozoides, la impotencia y la disminución de la libido.

 

DEPORTE

 

El sedentarismo ha demostrado conllevar un empeoramiento en varios parámetros relacionados con la salud. Parece ser que los varones que tienen hábitos más sedentarios tienen concentraciones de espermatozoides más bajas. En cuanto al deporte, algunos estudios realizados en la década de los noventa apuntaban que realizar ejercicios extenuantes podían reducir la calidad del semen, pero estudios recientes han evidenciado que, al contrario de lo dicho hasta entonces, el deporte mejora la calidad espermática.

 

Si no terminas de conseguir el embarazo deseado de manera natural y estás interesada en recibir información detallada sobre los tratamientos de fertilidad que realizamos en nuestra clínica, solicita tu Primera Visita Gratuita en nuestro Centro de Reproducción Asistida, nuestros especialistas en fertilidad os ayudarán y orientarán a estar un paso más cerca de conseguir el embarazo deseado.

Un fuerte abrazo

Instituto de Fertilidad Mallorca

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buscar

+