miometrio-que-es-y-como-afecta-a-la-fertilidad-ifer-mallorca-instituto-de-fertilidad-islas-baleares

MIOMETRIO ¿QUÉ ES? Y CUAL ES SU FUNCIÓN EN FERTILIDAD

El útero es uno de los órganos más importantes del aparato reproductor femenino. En el útero (también lo llaman «matriz”) es donde se implanta el embrión y crece el feto cuando una mujer está embarazada.

El útero se compone de tres capas, serosa o la capa externa, muy fina; miometrio o la capa intermedia y la más gruesa y endometrio o la capa interna donde se implanta y se desarrolla el embrión.

La capa media del útero se llama miometrio, es muscular y compone la mayor parte del órgano. Es muy firme y se compone de fibras musculares lisas densamente empaquetadas. Dentro del miometrio también están presentes los vasos sanguíneos, los vasos linfáticos y los nervios.

El miometrio es el tejido más flexible de nuestro cuerpo, durante el embarazo puede extenderse y expandirse para facilitar el crecimiento del feto, su función también es contraerse durante el parto para impulsar el feto y placenta fuera del útero. Una vez que el parto se ha producido, las fibras musculares del útero siguen contrayéndose para volver a su estado natural, durante este proceso se comprimen los vasos sanguíneos, minimizando las pérdidas sanguíneas en posparto.

Existen algunas alteraciones de miometrio que pueden influir negativamente en la fertilidad femenina:

 

Adenomiosis o endometriosis uterina: es cuando el tejido endometrial que recubre el útero por dentro, crece dentro del miometrio.

La causa exacta de la adenomiosis no se conoce, pero está muy claro que esta afección de miometrio depende de los estrógenos y la mayoría de los casos de adenomiosis se resuelven cuando la mujer alcanza el final de su vida reproductiva, es decir, la menopausia.

Se distinguen dos tipos de adenomiosis, localizada, cuando se forman tumores de tejido endometrial localizados dentro del miometrio: adenomiomas y adenomiosis difusa, que afecta a la gran parte del miometrio y eso hace que el útero aumente su tamaño.

La adenomiosis afecta principalmente a las mujeres entre 40 y 50 años, pero también puede afectar a las mujeres más jóvenes que todavía no han cumplido su deseo genésico.

Esta afección del miometrio puede aumentar el riesgo de infertilidad y de fallos de implantación, por ello el tratamiento de la adenomiosis depende si la mujer busca o no embarazo, aunque también se están teniendo en cuenta los síntomas.

Los síntomas más frecuentes de adenomiosis son: dolor menstrual (dismenorrea), sangrado menstrual prolongado o abundante (menorragia), sangrado no relacionado con menstruación (metrorrgaia) , dolor durante las relaciones sexuales ( dispareunia), anemia provocada por sangrados uterinos.

Actualmente existen varias pruebas de imagen que ayudan confirmar el diagnóstico de adenomiosis, como la ecografía transvaginal o la resonancia magnética pélvica.

El tratamiento de la adenomiosis debe ser individualizado y dependerá de la gravedad de los síntomas, deseo gestacional y de la edad de la paciente.

Si la paciente busca embarazo se pueden utilizar las técnicas de reproducción asistida (FIV) y luego métodos farmacológicos previos a la transferencia embrionaria.

Si fracasan los métodos farmacológicos se puede recurrir a métodos quirúrgicos, que consisten en eliminar los focos de adenomiosis y reconstruir la pared uterina.

El tratamiento definitivo y radical de la adenomiosis en las mujeres que ya han cumplido su deseo genésico  consiste en extirpación del útero (histerectomía).

 

Miomas o fibromas uterinos: son tumores benignos que pueden afectar el miometrio, pero si son pequeños pueden ser asintomáticos y no causar ningún problema. Pero si crecen pueden provocar dolor, sangrado menstrual anómalo y también pueden conducir a infertilidad mediante bloqueo de las trompas de Falopio o evitando implantación del embrión. En este caso los fibromas deben requerir una cirugía para ser eliminados.

 

Sarcoma uterino: es un tumor maligno del miometrio, es un tumor muy raro que puede afectar a las mujeres en edad fértil. Como en el caso de todos los tumores, la supervivencia está basada en la detección precoz de dicho tumor que se puede tratar con cirugía, radioterapia y quimioterapia.

 

Cualquier duda adicional sobre las pruebas de fertilidad y tratamientos de reproducción asistida que realizamos en IFER, estaremos encantados de resolvértelas en  tu primera visita médica gratuita presencial en nuestra clínica.

 

Un fuerte abrazo,

Instituto de Fertilidad Mallorca

Tu clínica de Reproducción Asistida en Baleares

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buscar

+