Hoy en nuestro blog de infertilidad te lo contamos todo sobre la inseminacion artificial, que es, tipos de inseminacion artificial y la tasa de exito de esta tecnica de reproduccion asistida IFER Mallorca

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL ¿QUÉ ES Y EN QUÉ CONSISTE?

La palabra inseminación está formada con raíces latinas y significan “acción y efecto de hacer llegar el semen al óvulo para fecundarlo” Sus componentes son el prefijo in (hacia dentro), semen (semilla) y el sufijo ción (acción y efecto). Si seguimos analizando llegamos a la palabra  artificial consistente en hacer todo el proceso de una inseminación fuera de la cavidad uterina y en la mayoría de los casos esta artificialidad suele llevarse a cabo en el laboratorio de una clínica de reproducción asistida.

Otra de las cosas que deben controlarse y deben simularse artificialmente es el periodo de ovulación de la mujer. Ya que la inseminación debe realizarse en el periodo próximo a la ovulación. En estos casos la ovulación también se consigue de forma artificial estimulando a la mujer con medicación para simular su ciclo natural, de esta forma sus posibilidades de quedar embarazada son mayores que si no se estimula y se realiza la inseminación en su ciclo natural.

Se elige el día más idóneo para hacer esa inseminación y será ese día en que la pareja deberá extraerse esa muestra para que después en laboratorio, se elijan los mejores espermatozoides. Una vez tenemos los espermatozoides de mejor calidad se procede a introducirlos en el interior del útero mediante una aguja muy fina y flexible para poder llegar a la zona más próxima a los óvulos. Es un proceso rápido, no es necesario el ingreso y no existen apenas molestias.

Una vez realizada la inseminación se podrá aconsejar algún tratamiento hormonal, con la finalidad de favorecer la posible gestación.

 

Tipos de Inseminación

La inseminación artificial puede ser de cónyuge o de donante, el proceso de introducción de espermatozoides en la cavidad uterina es el mismo. Lo único que cambia sería el origen del esperma.

En el caso de una inseminación de donante, la indicación o cuándo se recurre a este técnica es diferente que en el caso de la inseminación de cónyuge.

Se indica una inseminación de donante en casos de azoospermia o ausencia completa de espermatozoides en el semen, en caso de disminución severa del número o de la movilidad de los espermatozoides presentes en el semen o también estaría indicado en  parejas que eligen esta técnica porque no aceptan una FIV por motivos ético, económicos u otros. También está indicada ante el riesgo de transmisión de algún tipo de patología por parte masculina y  en casos de mujeres sin pareja  y de parejas homosexuales.

 

Cuándo se recomienda hacer una inseminación

La inseminación artificial es una de las técnicas menos invasivas de las diferentes opciones de tratamientos en reproducción asistida. Una inseminación artificial está indicada cuando la pareja lleva un año de relaciones sexuales sin conseguir gestación aunque no encontremos ninguna causa que lo justifique, es lo que llamamos esterilidad de origen desconocido. Se empezaría por una inseminación artificial siempre que se den ciertas características entre otras importantes, la edad de la mujer. La inseminación artificial es una de las técnicas con tasas de éxito más bajas por eso a partir de una cierta edad, una inseminación artificial no es una buena elección aunque no haya infertilidad probaba. Normalmente se indica una inseminación artificial ante un factor masculino leve o lo que es lo mismo la sospecha de que la calidad del esperma es más baja de la deseada para poder fecundar naturalmente un óvulo. Se recomendará una inseminación cuando las características del esperma no sean las más óptimas para conseguir la fecundación del óvulo. Las características del esperma que pueden estar alteradas, son la movilidad, que existan anomalías de los espermatozoides o que estén alterados en forma o estructura. También podría justificarse el uso de la inseminación artificial cuando se den algunos problemas en la penetración, dificultades sexuales o trastornos de la ovulación.

Diferencias entre inseminación artificial y fecundación in vitro (FIV)

Para hablar de diferencias entre una Inseminación  artificial y una FIV debemos describir primero lo que es una fecundación in vitro. Como ya habréis visto en posts anteriores (poner el link) La principal diferencia radica en el método de fecundación del óvulo. En el caso de la FIV la fecundación del óvulo se produce fuera de la cavidad uterina. Es en el laboratorio donde los embriólogos se encargan de realizar manualmente esta fecundación. En el caso de la inseminación la fecundación se produce de forma natural al introducir una cantidad de espermatozoides considerable en la cavidad uterina, punto donde también difiere con una fiv ya que se usa una concentración mucho menor de espermatozoides o incluso un único espermatozoide para realizar esa fecundación cuando realizamos ICSI (microinyección de espermatozoides).

 

Tasa de éxito

Dependen en gran medida de la edad de la mujer y de la existencia de causas adicionales de esterilidad. En el Registro de la Sociedad Española de Fertilidad de 2015, la tasa de embarazos es de 13,5% por ciclo realizado de inseminación artificial de cónyuge y 20,6% en caso de inseminación artificial con semen de donante.

 

SI QUIERES SABER MÁS SOBRE “POR QUÉ ELEGIR LA REPRODUCCIÓN ASISTIDA” TE LO CONTAMOS TODO AQUÍ

 

Si después de leer la entrada en nuestro blog de infertilidad sigues teniendo dudas sobre la inseminación artificial o sobre algún otro tratamiento de reproducción asistida realizado en nuestra clínica de fertilidad, nos tienes a tu disposición en el email info@institutodefertilidad.es o en el teléfono 971 780 720  nuestros especialistas en fertilidad estarán encantados de estudiar tu caso en concreto y brindarte tanta ayuda sea necesaria.

Un fuerte abrazo de todo el equipo

Instituto de Fertilidad Mallorca

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buscar

+