influye-el-estilo-de-vida-en-el-exito-de-un-tratamiento-de-reproduccion-asistida-ifer-mallorca

¿CÓMO INFLUYE EL ESTILO DE VIDA EN EL ÉXITO DE UN TRATAMIENTO DE REPRODUCCIÓN ASISTIDA?

El estilo de vida que llevamos hoy en día la mayoría de personas del mundo Occidental puede alterar negativamente a la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer y puede relacionarse con la infertilidad. Es fundamental tener unos hábitos de vida saludables en vistas a buscar el embarazo, no sólo porque ayuda a la fecundación sino porque posteriormente tendrá repercusiones positivas en el buen desarrollo del embrión y en la salud del neonato.

Los factores de riesgo básicos que más se relacionan con la reproducción y el estilo de vida son:

 

  • Alimentación desequilibrada
  • Consumo de alcohol y drogas
  • Consumo de tabaco
  • Factores externos, situaciones estresantes
  • Sedentarismo, falta de ejercicio físico

 

Alimentación

Numerosas publicaciones demuestran que la nutrición es uno de los principales factores ambientales que afectan a la capacidad reproductiva. Debemos promover una dieta sana mediterránea con alto contenido en frutas y verduras y escaso o nulo consumo de alimentos procesados.

Se recomienda tanto a hombres como a mujeres que se estén planteando realizar un tratamiento de reproducción asistida que intenten normalizar su peso antes y durante dicho tratamiento, incluso siguiendo recomendaciones personalizadas por expertos para asegurar el aporte mínimo de todos los nutrientes y añadiendo los suplementos recomendados.

 

El peso es un factor importante relacionado con el potencial reproductivo, se suele valorar por el índice de masa corporal (IMC) que se calcula con la siguiente fórmula: el peso en kilogramos dividido por la altura en metros al cuadrado, siendo normal entre 19 y 24.9 kg/m2. La obesidad en los varones se asocia con mayor proporción de alteraciones hormonales, disminución de la testosterona y mayor frecuencia de disfunción eréctil.

 

Las mujeres con bajo peso y también aquellas con sobrepeso u obesidad pueden tener transtornos menstruales y en consecuencia alteraciones en la ovulación y por ello sufrir con mayor frecuencia alteraciones hormonales. Tener un peso normal no sólo es un factor fundamental en el momento de la búsqueda del embarazo sino también en caso de embarazo, ya que los riesgos de sufrir hipertensión arterial, diabetes, parto prematuro y complicaciones durante el embarazo y el parto son más habituales.

 

Los bebés nacidos de madres con sobrepeso tienen mayor riesgo de sufrir enfermedades cardíacas, intolerancia a la glucosa y desarrollar sobrepso en su edad adulta.

 

En cuanto al café, se ha visto que un consumo moderado de cafeína (2 cafés al día) no tiene efectos negativos ni en la fertilidad ni en el embarazo. Una dieta rica en antioxidantes como la vitamina C, vitamina B, … ayudará a mejorar algunos parámetros del semen.

 

Alcohol y otras drogas

El alcohol de forma controlada (1 copa de vino al día) no se relaciona con alteraciones de la reproducción, aunque está totalmente contraindicado durante el embarazo. Sí parece ser que la asociación de tabaco y alcohol incluso en cantidades bajas reduce la calidad del esperma.

 

Los efectos más dañinos del alcohol son: alteraciones en el ciclo menstrual de la mujer y en la calidad de los óvulos; descenso de la concentración y de la calidad del esperma; y, por estos motivos, descenso de la tasa de fecundación e implantación embrionaria.

 

Tabaquismo

Numerosos estudios concluyen que las mujeres fumadoras o incluso aquellas que son fumadoras pasivas (inhalan humo del exterior) ven reducida su posibilidad de gestación espontánea e incluso con técnicas de reproducción asistida. El tabaco es un tóxico que empeora considerablemente la calidad del esperma y además incrementa el porcentaje de abortos y de embarazos ectópicos (fuera de la cavidad uterina). En el caso de la mujer el tabaco puede perjudicar tanto a la reserva ovárica como a la calidad de los óvulos. Se ha demostrado que el tabaco afecta directamente la formación tanto de óvulos como de espermatozoides.

Pero parece que esta información debe ser más divulgada, pues sólo el 47% de las parejas estériles reconocen que el tabaco puede tener efectos negativos sobre su fertilidad.

 

Factores externos, situaciones estresantes

El estrés puede tener repercusión en la fertilidad tanto femenina como masculina. Es importante dormir 7-8 horas diarias ya que la reducción del tiempo y calidad del sueño de manera crónica puede provocar alteraciones en la fabricación y liberación de hormonas que permiten un buen funcionamiento de los ovarios y los testículos.

 

El estrés está íntimamente relacionado con la infertilidad, ya que se manifiesta como resultado de la dificultad para concebir un hijo, de no saber cuál es la causa de la infertilidad, de no saber si se va a logar una gestación algún día, y de la presión que se siente desde el exterior. El primer paso para afrontar esta situación es que la pareja sepa que se encuentra frente a un proceso habitual en parejas con problemas reproductivos.

 

Otro tipo de factores externos son los contaminantes o elementos tóxicos del ambiente como pesticidas, metales pesados, bisfenol, filatos, plásticos, … que pueden alterar algunos parámetros del seminograma y la fabricación y liberación de determinadas hormonas

 

Ejercicio físico

La actividad física moderada y regular es beneficiosa para la salud en general y, por supuesto, para la reproductiva. Además, ayudará a liberar estrés y a mantener el peso adecuado.

También es verdad que determinado ejercicio físico no debe ser excesivo; parece ser que el ciclismo realizado más de 5 horas a la semana so asocia con una disminución en la concentración y movilidad de los espermatozoides. Lo ideal es realizar 3-5 horas semanales de ejercicio de intensidad media.

 

Cualquier duda adicional sobre las pruebas de fertilidad y tratamientos de reproducción asistida que realizamos en IFER, estaremos encantados de resolvértelas en  tu primera visita médica gratuita presencial en nuestra clínica de Mallorca.

 

Un fuerte abrazo,

Instituto de Fertilidad Mallorca

Tu clínica de Fertilidad en Baleares

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buscar

+