es-posible-mejorar-la-fertilidad-masculina-ifer-mallorca

¿ES POSIBLE MEJORAR LA FERTILIDAD MASCULINA?

¿Cómo funciona el aparato reproductivo de un hombre?

El desarrollo sexual y la función hormonal masculinos dependen de un complejo circuito en el cual intervienen hormonas, el sistema neuroendocrino, las gónadas y el aparato genitourinario. Es preciso que todos los componentes interactúen y se modulen entre sí, están involucrados también moduladores del sistema nervioso central. Las alteraciones sexuales masculinas pueden ser debidas a alteraciones hormonales, trastornos neurovasculares, fármacos, uso de drogas u otros trastornos.

Los testículos producen espermatozoides y además liberan al torrente sanguíneo parte de las hormonas sexuales masculinas (la testosterona es la más conocida). Además, un sistema de conductos que incluyen el epidídimo y los conductos deferentes almacenan los espermatozoides y los conducen al exterior a través del pene.

 

¿Cómo medimos si un hombre es fértil?

En los problemas de esterilidad, la causa es de origen estrictamente masculino en un 20% de los casos, y en un 35% aproximadamente es de causa mixta (masculina y femenina), por lo que el factor masculino está presente hasta en el 55% de las parejas.

Se deber realizar un estudio de infertilidad en el varón en los siguientes casos:

  • Si 1 año de relaciones sin métodos anticonceptivos no se logra el embarazo
  • Edad avanzada de la mujer con deseo de gestación en la que no debamos esperar al año para saber las posibilidades reproductivas del varón.

El estudio debería llevarlo a cabo un urólogo especializado en infertilidad masculina.

 

El seminograma es la primera aproximación diagnóstica en el estudio de esterilidad del varón. Pero la valoración andrológica completa incluye, ante todo, una completa historia clínica y anamnesis. Se puede completar el estudio con la determinación de otros parámetros seminales y analíticos.

 

¿Es posible mejorar la fertilidad masculina?

La importancia del estudio del varón infértil no sólo radica en la posibilidad  de encontrar solución a la causa de su infertilidad de manera que pueda concebir de manera natural, sino también en actuar en diferentes campos como son: mejoría de la calidad seminal para tratamiento de reproducción asistida, aconsejar sobre las posibilidades de fertilidad y llegar a diagnosticar patologías graves que afectan a la salud en general como pueden ser tumores testiculares o enfermedades ligadas a la genética.

 

Consejos para mejorar la fertilidad masculina

Muchos de los factores implicados en la fertilidad y en el éxito de los tratamientos, como la edad o algunas patologías no son modificables. Sin embargo, existen factores de riesgo modificables que condicionan una mayor o menor tasa de gestación espontánea o tras técnicas de reproducción asistida.

A pesar de que no existen ensayos clínicos que evalúen los efectos que tiene el asesoramiento previo sobre los factores del estilo de vida en los resultados de fertilidad, poner en conocimiento de los pacientes la información de la que disponemos, puede suponer una motivación para favorecer cambios que puedan aumentar el porcentaje de éxito de las terapias.

En cuanto al exceso de peso, sabemos que existe un riesgo del 10-40% superior de subfertilidad en aquellos hombres obesos. Las causas relacionadas con esta subfertilidad son debidas a una disminución en la frecuencia de las relaciones sexuales por disfunción eréctil y/o disminución de la libido, principalmente por bajas concentraciones de testosterona plasmática. También se ha analizado la existencia de concentraciones espermáticas más bajas en varones obesos. Otros estudios relacionan la obesidad con alteraciones en la morfología espermática, movilidad de los espermatozoides y grado de fragmentación del DNA espermático.

Por otra parte, no existe evidencia clara sobre la relación de la fertilidad y parámetros seminales con los hombres extremadamente delgados.

El consumo de tabaco es uno de los hábitos que más impacto negativo tiene en la fertilidad. Se asocia con una disminución de la probabilidad de concepción, tanto espontánea como tras técnicas de reproducción asistida, influyendo tanto en la mujer como en el varón.

En el hombre, se ha observado una relación entre el hábito tabáquico y disminución en la concentración, movilidad espermática y en el aumento de la fragmentación del DNA espermático

Además, el consumo excesivo de alcohol en los varones (más de 5 bebidas alcohólicas a la semana) se asocia con una disminución en el recuento espermático y el potencial reproductivo, situación que es reversible tras el cese del hábito.

Está bien documentado que el consumo de drogas ilícitas parece tener un impacto negativo en la fertilidad.

 

Esperamos que esta nueva entrada en nuestro blog os haya ayudado a resolver vuestras dudas sobre es posible mejorar la fertilidad masculina  cualquier duda tenéis a nuestro equipo de especialistas en fertilidad  solicitando una primera visita médica gratuita

 

Un fuerte abrazo de todo el equipo

Instituto de Fertilidad Mallorca

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buscar

+