EL FALLO DE IMPLANTACIÓN. ¿EN QUÉ CONSISTE EL TEST DE RECEPTIVIDAD ENDOMETRIAL?

¿Qué es el fallo de implantación embrionaria?

 

La implantación embrionaria es el proceso mediante el cual el embrión en estadio de blastocito (6 día después de fecundación) se fija al endometrio materno para continuar su desarrollo intrauterino. El endometrio es una membrana mucosa que reviste la cavidad uterina.

Todo este proceso de implantación está regulado por factores embrionarios y endometriales.

No existe una clara definición de fallo de implantación. Algunos lo definen como la no obtención de embarazo tras de transferencia de más de 10 embriones de buena calidad. Otros como no obtención de embarazo tras tres transferencias embrionarias de buena calidad. Ya que actualmente se tiende a disminuir el número de embriones por transferencia a uno o máximo dos, esta definición podría estar en discusión.

Al igual que su definición, la búsqueda de factores que causan fallo de implantación, también es compleja ya que en la mayoría de los casos son de origen desconocido.

 

¿En qué consisten los test de receptividad endometrial?

 

Los mecanismos que regulan el crecimiento y desarrollo del endometrio son muy complejos; se sabe que en parte están inducidos por las hormonas esteroideas.

También se observó que los cambios morfológicos y bioquímicos del endometrio se deben a la activación o la represión de una red de genes.

El test de receptividad endometrial (ERA: Endometrial Receptivity Array en inglés) consiste en analizar mediante chips de ADN qué determina el patrón de expresión génica de endometrio. El objetivo es detectar su receptividad o la existencia de alguna patología de origen endometrial.

Gracias a ERA, se han podido establecer los perfiles de endometrio prereceptivo, receptivo y postreceptivo.

Esta prueba es útil en casos de fallo de implantación, ya que permite personalizar la transferencia embrionaria planteándola en función del periodo receptivo.

Es decir, si tras el estudio ERA se deduce que la ventana de implantación de una mujer está desplazada algun dia, la transferencia se planificara sincronizando el estadio de desarrollo embrionario con su ventana de implantación específica.

 

Los estudios bacteriológicos en el fallo de implantación.

 

Se sabía que la vagina está colonizada por bacterias, pero se pensaba que la cavidad uterina era estéril. Los últimos estudios confirman que la cavidad uterina tiene su microbiota, que además juega un rol en la implantación, y también puede influir en el desarrollo del cáncer ginecológico, endometriosis, corioamnionitis y preeclampsia.

Microbiota es un conjunto de microorganismos que se encuentran generalmente asociados a los tejidos sanos: piel, mucosas, etc. Se observó que en la vagina y en el útero predominan Lactobacillus.

También se observó que las bacterias patógenas como N. gonorrhoeae , Chlamydia trachomatis, Mycoplasma pueden provocar infertilidad. Casi el 20-30 % de las mujeres asintomáticas tienen microbiota alterado con presencia de bacterias anaerobias.

Más del 40 % de pacientes que hacen tratamientos de fertilidad tienen alteración en la microbiota vaginal.

La vaginosis bacteriana aumenta dos veces más el riesgo de aborto precoz, 5 veces más el aborto tardío, 2 veces más el parto prematuro y 3 veces más la rotura prematura de membrana (RPM).

Algunos estudios confirman que la alteración de la microbiota influye en los resultados de FIV en los pacientes con esterilidad. Se analizó si cambios hormonales en el endometrio prereceptivo y receptivo influyen en la microbiota. Si el predominio de Lactobacillus en microbiota era > 90% se definía como Lactobacillus dominated microbiota, en caso contrario non – Lactobacillus microbiota. No se observó influencia hormonal sobre cambios de microbiota, pero en pacientes que realizaron FIV y que tenían non Lactobacillus microbiota en fase de endometrio receptivo se observó disminución significativa de las tasas de implantación, de embarazo evolutivo y de recién nacido vivo. En estos estudios se observa claramente la importancia de microbiota y predominio de Lactobacillus.

Actualmente están desarrollando las técnicas de inmunohistoquímica que permiten detectar la presencia de células plasmáticas patognomónicas de endometritis. La endometritis es la inflamación de endometrio, que en pacientes con esterilidad puede ser crónica y generalmente asintomática. El diagnóstico se realiza mediante una biopsia de endometrio y el tratamiento se realiza con antibioterapia y probióticos que mejoran de forma significativa las tasas de implantación y de gestación en curso.

Se piensa que los cambios en la microbiota endometrial como la disbiosis, son responsables de cambios en la población de células inmunes, concentración de anticuerpos y alteraciones de citoquinas relacionadas con la implantación embrionaria, que ocasionarán endometritis y se relacionan con peor éxito reproductivo.

 

La importancia de las bacterias saludables

 

El equilibrio de la microbiota en el endometrio es clave en el proceso de implantación satisfactoria, el predominio de Lactobacillus es importante para conseguir resultados positivos de las técnicas de reproducción asistida.

 

Cualquier duda sobre el test de recepción endometrial o sobre las pruebas que realizamos en nuestra clínica de fertilidad, nos tenéis a vuestra entera disposición en el email info@institutodefertilidad.es o en el teléfono 971 780 720  nuestros especialistas en fertilidad estarán encantados de estudiar vuestro caso en concreto y poderos brindar tanta ayuda sea necesaria en una primera visita médica gratuita.

 

¡Nos vemos en el siguiente post en nuestro Blog Infertilidad!

 

Un fuerte abrazo de todo el equipo

Instituto de Fertilidad Mallorca

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Buscar

+